Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Comparte este Artículo
X
En verdad no sé si estoy preparada para ser madre

En verdad, no sé si estoy preparada para ser madre

(0 opiniones)

 “Recién supe que estoy embarazada… ¡Me siento muy feliz! Pero al mismo tiempo me siento muy desconcertada; en realidad, no sé si estoy preparada para ser madre”.

Miércoles, Junio 15, 2016 - 15:51

Ser o no ser madre.

Te preguntas acerca de tus capacidades para ser madre, todo muy normal.

Sucede algo nuevo, desconocido e importante en tu vida.

Desde el punto de vista fisiológico, estás en plena revolución hormonal: se requieren cantidades significativas de estrógenos, progesterona y de la hormona HCG (Gonadotropina Coriónica Humana, producida primero por el embrión y luego por la placenta) para la nidación, el mantenimiento del embarazo y su desarrollo.

Todas estas hormonas actúan asimismo sobre tu psique y pueden causar: ansiedad, nerviosismo, depresión o exaltación, cambios de humor, falta de concentración, somnolencia y cansancio, contra los cuales deberás luchar más de alguna vez, para continuar con tu vida diaria. Todos estos síntomas pueden presentarse también en los embarazos más normales; en general desaparecen al comienzo del segundo trimestre.

 

De los sueños a la realidad

Existe una evidencia psicológica: las relaciones madre-hijo aparecen mucho antes de la concepción, en la imaginación. Cuando niña jugaste con muñecas, luego como jovencita pensaste en el bebé que tendrías algún día.

Fuiste siguiendo poco a poco este rumbo, y tu encuentro con el futuro padre puede haber cristalizado estos pensamientos. Hoy en día, llevas el fruto de este amor. Sentirás como se mueve, crece, reacciona. Desde ya modifica tu más profunda intimidad. Sin embargo, aún no sabes cómo es, tal vez visualizas sus facciones o su carácter.

Luego adivinarás su aspecto en una ecografía, sabrás cual es su sexo si lo preguntas, pero el misterio continuará vigente durante nueve meses, hasta el nacimiento del bebé. Podrás plantearte muchas preguntas durante todo ese tiempo, por ejemplo, preguntarte si serás una buena mamá. 

 

¿Y el papá en todo esto?

El embarazo es un período fisiológico ineludible, pero también un período de estimulación psicológica y elaboración de la imagen de tu hijo. No le tengas miedo a tus pensamientos: que permiten la transición a este nuevo rol de madre… Es un período de sueños, de ilusiones, maravillas, pero también angustias e inquietudes que no son sino la expresión de lo que estás viviendo, de tu ruptura con el pasado y proyección hacia el futuro.

Tampoco debes olvidar que tu ensueño estará apoyado por tus sensaciones físicas durante el embarazo, pero el papá solo cuenta con su imaginación para llegar a ser padre. Puede vivir con felicidad la perspectiva de tener descendencia y sentir placer al ver como tu vientre se desarrolla, pero también puede serle difícil adaptarse a tu embarazo.

Te ve cambiante, te percibe más frágil y puede sentirse desarmado frente a los cambios; tu apetito sexual podría disminuir y aún puede considerar al bebé como un intruso en su intimidad. La toma de posición del papel de padre no es necesariamente fácil de sobrellevar. Por lo tanto, es normal que los sentimientos del futuro padre sean algo ambivalentes. No existen parámetros exactos: algunos hombres se sienten padres desde el momento de la concepción, otros desde el primer encuentro: una ecografía, otros cuando al poner su mano sobre tu vientre sienten los primeros movimientos del bebé, otros cuando miren los ojos del bebé recién nacido.

 

Nueve meses de preparación

En cuanto a ti, si aún te preguntas si estás o no preparada, piensa que si ya pudiste llegar a estar embarazada, te falta poco para prepararse a ser madre. Tu instinto maternal solo espera manifestarse, el tiempo que la naturaleza ha dado para el embarazo te servirá para su revelación. Aprovecha estos nueve meses desde ahora mismo, vive totalmente el presente en todas las formas posibles. Este tiempo es tuyo, de los dos y también de los tres.

Tú, tal como el papá, cada uno según su ritmo y a su manera, aprenderán a ser padres. No duden en conversar acerca de ello. No se encierren en sí mismos, procuren hablar con su círculo más próximo o con su médico tratante.

 

 

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones