Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Comparte este Artículo
X
Cólicos del lactante

Cólicos del lactante

(0 opiniones)

Los bebés lloran por diversas razones: hambre, frío, cansancio, molestia, dolor, entre otros factores. Las madres intentan todo el tiempo identificar las señales de sus hijos para poder confortarlos y calmar su llanto. Sin embargo, muchas veces no hay manera de tranquilizarlos y el llanto se vuelve constante. Las mamás se angustian y no saben qué hacer. En muchos de estos casos la causa de la molestia de los pequeños son los cólicos. Este trastorno les provoca dolor abdominal e hinchazón, lo que los mantiene incómodos y molestos.

Lunes, Junio 20, 2016 - 16:01

A pesar de que todos los recién nacidos lloran y se ponen inquietos en alguna medida, cuando un bebé sano llora durante más de tres horas cada día, más de tres días a la semana durante por lo menos tres semanas, lo más probable es que se trata de cólico del lactante, que es completamente normal y que, a la larga, acaba desapareciendo espontáneamente alrededor de los tres meses de edad. Si un bebé sigue llorando excesivamente después de cumplir tres meses, es posible que padezca otro tipo de problema de salud.

El término cólico describe un síntoma complejo y frecuente de dolor abdominal que se presume que es de origen intestinal y con llanto severo. Algunos niños son especialmente susceptibles a presentar cólicos y se desconoce porqué se produce esta situación.

 

Cómo identificar los cólicos

  • La crisis de llanto se inicia en forma repentina, por lo general en la tarde y noche. El llanto es fuerte y continuo y puede persistir por varias horas. La crisis puede terminar cuando el niño está completamente exhausto, pero en general hay un aparente relajamiento con el pasaje de gases o deposiciones.
  • No hay forma de calmar al bebé. La leche, el calor de la madre, ni un cambio de pañal funcionan.
  • Por lo general los bebés con cólicos flectan sus rodillas hacia su abdomen, el que está tenso. Por momentos extienden bruscamente sus piernas y se ponen tiesos.

 

Tratamiento

No hay ningún tratamiento que “cure” el cólico del lactante. Pero hay algunas cosas que se pueden hacer para que estos resulten más llevaderos para toda la familia.

  • Lo primero siempre es consultar al pediatra. Es necesario llevar al bebé para que el médico lo revise y contarle los síntomas que tiene. Así él hará su diagnóstico.
  • Es importante alimentarlo con la cantidad necesaria, es decir, ni mucho ni poco. De hecho, los bebés lloran si no han lactado lo suficiente. Si no hay seguridad de estar dándole la cantidad necesaria, es recomendable conversar con el pediatra.
  • El niño puede calmarse cuando se le cambia de posición, de actividad o de ambiente. Así, para algunos la solución es mecerlos o adoptar cualquier movimiento rítmico, salir de la casa o dar un paseo en auto. Incluso algunos se sienten mejor al estar más libres, por eso se les puede dejar en la cuna o encima de la cama para que muevan sus pies y manos. Siempre con la supervisión de un adulto.
  • La música suave puede brindar tranquilidad al niño y desde luego calmar también a la madre para soportar mejor la situación.
  • Ayudarle a eructar más a menudo durante las tomas.
  • Poner al bebé en el regazo, estirado boca abajo y frotarle suavemente la espalda. También se puede poner boca arriba para encogerle las piernitas.
  • Poner al bebé en una sillita nido que tenga vibrador. Es posible que el movimiento tenga un efecto tranquilizante.
  • Se le debe proporcionar al pequeño cosas con las que pueda distraerse durante el día y no hacia el final de este; la actividad debe realizarse al inicio de la mañana.
  • Otra manera de calmar el llanto del niño, es darle un baño de agua tibia mientras se masajea su estómago.

Junto con los cuidados del bebé, son fundamentales los espacios para los padres. Es importante que intenten relajarse y tengan calma y paciencia. Los cólicos probablemente pasarán a medida que el pequeño vaya creciendo y se vaya desarrollando.

*La leche materna es el mejor alimento para el recién nacido. Se recomienda la alimentación complementaria a partir de los 6 meses de edad del niño. Consulta a tu pediatra.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones